Trappist -1 ¿están ahí los nuevos mundos habitables?

La vida podría haber evolucionado en al menos tres planetas dentro de un sistema solar recién descubierto a 39 años luz de la Tierra

24 noviembre 2017

Los astrónomos de la NASA han detectado al menos siete mundos del tamaño de la Tierra que podrían tener agua líquida (clave para la vida, tal como la conocemos) y que orbitan alrededor de una estrella enana en el sistema Trappist -1.

A unos 39 años luz de la Tierra, el sistema de planetas está relativamente cerca de nosotros, en la constelación de Acuario. Debido a que se encuentran fuera de nuestro sistema solar, estos planetas son científicamente conocidos como exoplanetas.

Hasta ahora, los científicos solo habían identificado una pequeña cantidad de los llamados "exoplanetas", con las cualidades posiblemente necesarias para soportar vida.

Sin embargo, el nuevo sistema contiene una cantidad sin precedentes de planetas del tamaño de la Tierra, probablemente rocosos, y el descubrimiento ha sido designado como un "salto acelerado" en la búsqueda de vida extraterrestre.

Se dice que tres de los nuevos planetas son particularmente prometedores porque podrían albergar océanos. Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la Dirección de Misiones Científicas de la NASA, dijo en una conferencia de prensa en Washington: "Esto nos da una pista de que encontrar una segunda Tierra no es una cuestión de 'si' sino de 'cuándo'".

Trappist -1El concepto artístico sobre cómo se vería uno de los planetas TRAPPIST-1, según los datos disponibles sobre sus tamaños, masas y distancias orbitales.

Este sistema de exoplanetas se llama TRAPPIST-1, por el telescopio TRAPPIST Sur instalado en el Observatorio de La Silla en Chile, con el que se hicieron los primeros descubrimientos. En mayo de 2016, los investigadores que usaban TRAPPIST anunciaron que habían descubierto tres planetas en el sistema. Asistido por varios telescopios terrestres, incluido el Very Large Telescope (VLT) del Observatorio Europeo Austral, Spitzer de la NASA confirmó la existencia de dos de estos planetas y descubrió otros cinco, aumentando a siete el número de planetas conocidos en el sistema.

El investigador principal Michaël Gillon, de la Universidad de Lieja, dijo: "Los planetas están muy cerca unos de otros y muy cerca de la estrella, lo que recuerda mucho a las lunas que rodean a Júpiter.

"Aún así, la estrella es tan pequeña y fría que los siete planetas son templados, lo que significa que podrían tener un poco de agua líquida y, por consecuencia, tal vez vida en la superficie".

El equipo determinó que todos los planetas del sistema son similares en tamaño a la Tierra y a Venus, o un poco más pequeños. Y las mediciones de densidad sugieren que al menos los seis planetas más interiores son rocosos. Debido a que la estrella es tan tenue, los planetas se calientan suavemente a pesar de tener órbitas mucho más pequeñas que la de Mercurio, el planeta más cercano a nuestro Sol.

Trappist -1

Tres planetas, clasificados como TRAPPIST-1e, f y g, orbitan en la zona "habitable" donde las temperaturas son adecuadas para que haya agua líquida en la superficie.

En contraste con nuestro sol, la estrella TRAPPIST-1, está clasificada como una enana ultrafría, tiene una temperatura de unos 2280 Cº y tiene al menos 500 millones de años. En comparación, el Sol tiene 4.600 millones de años y una temperatura de 5514 Cº.

Por su parte, los seis planetas interiores se encuentran en una zona templada donde las temperaturas de la superficie varían de cero a 100 ° C. Las siete órbitas planetarias de TRAPPIST-1 están más cerca de su estrella anfitriona de lo que está Mercurio de nuestro sol. Además, los planetas también están muy cerca el uno del otro. Si una persona estuviera de pie en uno de los mundos, podría mirar hacia arriba y posiblemente ver las características geológicas o las nubes de los mundos vecinos, que se verían a veces mayores que la luna en el cielo de la Tierra.

Para buscar atmósferas alrededor de los planetas se está usando El Telescopio Espacial Hubble de la NASA. Los futuros telescopios, incluido el Very Large Telescope (VLT) y el Telescopio Espacial James Webb, pueden ser lo suficientemente poderosos como para detectar marcadores de vida, como el oxígeno, en las atmósferas de los exoplanetas.

El primer exoplaneta se descubrió en 1992 y hasta la fecha se han encontrado un total de 3.577. De estos, se cree que menos de una docena son adecuados para albergar la vida, y la NASA dijo que solo tres exoplanetas previamente conocidos eran tan ideales como los del nuevo sistema solar.

Los astrónomos estiman que podría haber hasta 40 mil millones de mundos potencialmente habitables sólo en nuestra galaxia, la Vía Láctea.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.turismodeestrellas.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.turismodeestrellas.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.