Turismo de Estrellas
Primer diario de noticias
especializado en Astroturismo

Van Gogh y su obsesión por capturar la luz de las estrellas

Según investigaciones actuales, la estrella más luminosa del cuadro 'La Noche Estrellada' del genial pintor, correspondería al planeta Venus.

30 mayo 2024 | Fuente: Van Gogh Gallery

La luz de los astros puede resultar magnética, mágica y aterradoramente misteriosa. Hacerse con ella ha sido el deseo del ser humano desde que levantó su vista al cielo estrellado y miró la noche oscura. Para muchos artistas este deseo se volvió toda una obsesión. Un ejemplo de ello es el pintor Vincent Van Gogh, el maestro del color que revolucionó la pintura postimpresionista, trató de capturar su esencia en varias de sus más famosas obras de arte.

Van Gogh estrellas

La noche estrellada, Noche estrellada sobre el Ródano, y La terraza de café por la noche son probablemente los cuadros más inspirados por el brillo estelar en la vida del Van Gogh y en los que el genio neerlandés nos muestra su particular visión de la luz.

La noche estrellada

La noche estrellada es una de las pinturas más conocidas en la cultura moderna, además de ser uno de los grabados más reproducidos y deseados del mundo. Con innumerables productos que la representan, es casi imposible no conocer este increíble cuadro. 

Hay muchos aspectos que intrigan a quienes miran a esta imagen y uno de los fundamentales se encuentra en la parte superior de la pintura. La composición muestra un oscuro cielo con dos espirales nebulosas que se abrazan una a otra creando la sensación de movimiento y fluidez. En el cielo nocturno, junto con las once estrellas con halo propio y exagerado, se encuentra en la esquina superior derecha una luna menguante de tonos amarillentos igualmente luminosa, dando la impresión de un sol en vez de una luna.

Van Gogh estrellas

Los elementos internos del cielo nocturno de La noche estrellada han sido analizados exhaustivamente, especialmente la estrella más luminosa del cuadro, que según investigaciones actuales correspondería al planeta Venus.

La noche estrellada es sin duda uno de los cuadros más fascinantes del postimpresionismo, por su uso del color y la sensación de movimiento que captura la mirada del espectador y la guía como en un vals de percepciones. Resulta fascinante cómo Van Gogh consigue que la noche oscura cobre vida gracias al brillo de las estrellas, una danza de luces y sombras que reproduce perfectamente la sensación mágica de observar el firmamento.

Noche estrellada sobre el Ródano

La pieza no es la única pintura en la Van Gogh muestra su afán por reproducir la noche y las estrellas. El pintor neerlandés ya había pintado anteriormente las estrellas reflejándose en el río Ródano. 

Noche estrellada sobre el Ródano tiene muchas de las cualidades pictóricas que tiene La noche estrellada, como esas estrellas rodeadas por su propio orbe de luz. En esta pintura, sin embargo, hay una atmósfera más realista y serena y aparecen seres humanos caminando junto al río.

Van Gogh estrellas

La terraza de café por la noche

La terraza de café por la noche forma parte también de la serie de pinturas de Arles realizadas en 1888. 

Las semejanzas entre esta pieza y las dos anteriores son vagas. Este cuadro ofrece un nuevo tipo de perspectiva del cielo lleno de estrellas, ya que este caso los astros son apenas consumidos en su propia luz. Y su protagonismo es más relativo que en La noche estrellada. Pero la noche sigue aportando valor en su oscuridad como contrapunto al color de las calle del café, con un fuerte contraste de luz que ayudan los complementarios azules y naranjas.

Van Gogh estrellas

Tanto La noche estrellada, como Noche estrellada sobre el Ródano, y La terraza de café por la noche, tienen como denominador común, ese telón de fondo nocturno que impregna la pintura de una atmósfera en movimiento.

Estas tres pinturas han asombrado a millones de personas y son tres de las mejores obras de Van Gogh. Cada día cientos de millones de personas se aglomeran alrededor de las pinturas originales en los museos de arte para ofrecer su propia interpretación de las piezas. Aunque nunca sabremos cómo se sentía Vincent Van Gogh con respecto a estas pinturas, sí podemos asegurar que, como tantos otros, el artista estaba prendado por la luz de la noche y sus estrellas.

Alojamientos y experiencias recomendados por Turismo de Estrellas

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.turismodeestrellas.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.turismodeestrellas.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.