aniversario

El solsticio de junio desde los dólmenes de Extremadura

Dólmenes como los de Lácara, Magacela o Valencia de Alcántara, son buenos lugares para entender la importancia del sol en la antigüedad.

21 junio 2019

En algunas construcciones megalíticas, como los dólmenes, se puede observar la influencia solar para los antiguos pueblos por su orientación, sobre todo en fechas tan destacadas como la de hoy, el solsticio de junio o solsticio de verano. Podemos entender el papel fundamental que jugaban el sol y otros astros, como la luna, en la cosmología de los primeros pueblos. Extremadura es un lugar privilegiado para descubrir estos restos arqueológicos que nos pueden ayudar a entender mejor a nuestros antepasados. Además, al estar apartados, también son enclaves mágicos e idóneos para disfrutar del cielo nocturno y la naturaleza.

Dólmenes de Extremadura Dolmen en Valencia de Alcántara (Cáceres)/ Crédito: Turismo Extremadura

Para saber si un monumento funerario tipo dolmen está alineado de manera astronómica se necesitan ciertas herramientas, por lo general una brújula y un clinómetro. Se calcula la orientación (teniendo en cuenta que el norte geográfico y el magnético no son iguales), se mide su grado de inclinación y también la altura del horizonte. Sabiendo esto comprobaremos si está alineado con la salida del sol.

Dólmenes de ExtremaduraDolmen en Valencia de Alcántara (Cáceres)/ Crédito: Turismo Extremadura

 Los dólmenes son monumentos megalíticos construidos principalmente entre el 2500 y el 4000 antes de nuestra era con una funcionalidad funeraria. Eran lugares de enterramiento colectivo de los miembros de una misma comunidad. Cabe, además, la posibilidad de que se construyeran en lugares sagrados asociados al culto a los antepasados o a alguna divinidad tutelar.

 Los dólmenes en Extremadura y parte del Alentejo en Portugal tienen una orientación mirando al sureste. Cuando una orientación de este tipo de monumentos se repite en una zona concreta pero no en otras, indica que no es casual, y que su motivación era probablemente astronómica apuntando generalmente hacia el sol, pero a veces incluso a la luna.

 El dolmen de Lácara en Navas de Santiago (Badajoz), el conjunto de 43 dólmenes de Valencia de Alcántara (Cáceres), ambos monumentos funerarios del calcolítico, son un buen ejemplo donde podemos comprobar la importancia del ciclo solar en las construcciones de la época, sobre todo las de carácter sagrado.

 Y otro ejemplo, aún más obvio, de esta influencia del astro rey, es el dolmen de Magacela (Badajoz), donde podemos ver incluso grabados soliformes en la piedra.  

Dólmenes de ExtremaduraDolmen de Magacela (Badajoz)/ Crédito: Turismo Extremadura

Noticias Relacionadas

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.turismodeestrellas.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.turismodeestrellas.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.