La misteriosa aceleración de giro del asteroide Bennu

Los científicos desconcertados acusan al extraño 'efecto YORP' como la posible causa del comportamiento del asteroide donde se halla la nave OSIRIS-REx.

18 marzo 2019

En una lejana roca espacial conocida como Bennu, que está siendo explorada por la nave espacial OSIRIS-REx de la NASA, los días se están acortando lentamente, y los científicos tratan de averiguar por qué.

En este momento, el asteroide Bennu está girando una vez cada 4.3 horas. Pero los científicos que trabajan en la misión OSIRIS-REx de la NASA han utilizado los datos recopilados antes de la llegada de la sonda para calcular que la velocidad de rotación de Bennu se va acelerando con el tiempo, aproximadamente 1 segundo cada siglo.

"Deberíamos buscar evidencias de que algo cambió en Bennu en un pasado bastante reciente y que es posible que siga cambiando a medida que avanzamos" dijo Mike Nolan, autor principal sobre la nueva investigación y jefe del equipo científico de la misión OSIRIS-REx, en un comunicado

La nueva investigación, a pesar de los vínculos con la misión OSIRIS-REx, no se basa en las mediciones de esa sonda; sino que analiza los datos recopilados por dos telescopios terrestres entre 1999 y 2005 y por el Telescopio Espacial Hubble en 2012. Los últimos datos llamaron la atención de los científicos porque no estaban en consonancia con las predicciones que los astrónomos habían calculado.

"No conseguíamos que los tres bloques de datos encajaran bien", dijo Nolan. "Fue entonces cuando se nos ocurrió la idea de que Bennu debía que estar acelerándose".

No es un fenómeno desconocido, pero es raro, y los científicos sólo pueden confirmar su teoría de la rotación acelerándose en un asteroide en 2007. Incluso las observaciones en Bennu aún no son concluyentes en cuanto a la causa.

Una posible explicación es que el material que se mueve alrededor de la superficie de Bennu o que es expulsado del asteroide podría estar permitiendo que la velocidad de rotación se acelere. La otra explicación es más complicada, el efecto Yarkovsky – O'Keefe – Radzievskii – Paddack (YORP). Ese efecto es causado por la luz del sol que rebota en el asteroide y puede ajustar ligeramente la velocidad de giro más rápida o más lenta, dependiendo de la forma del objeto. En asteroides particularmente débiles, el efecto YORP puede destrozarlos.

El equipo de científicos sospecha que es el efecto YORP el que está experimentando Bennu. Y en el transcurso de los próximos dos años, OSIRIS-REx proporcionará más datos, incluidos análisis detallados de desprendimientos y mediciones gravitacionales. Los científicos pueden usar esas observaciones para confirmar lo que está sucediendo en Bennu y determinar los niveles del efecto YORP.

Esos números también pueden ayudar a comprender el comportamiento de otros asteroides que nunca tendrán una nave espacial explorándolos.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.turismodeestrellas.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.turismodeestrellas.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.