¿Duermes menos cuando hay luna llena? Un estudio lo confirma

Un estudio científico conjunto de varias Universidades demuestra que hay una relación entre nuestras horas de sueño y las fases de la luna llena.

26 febrero 2021 | Fuente: Science Advance/ EarthandSky

La luna llena se acerca este fin de semana y, como ya sabes, abundan las supersticiones y los mitos sobre las lunas llenas. Se han desmentido muchos efectos lunares, pero algunos aún se están estudiando. Un nuevo estudio publicado a finales de enero de 2021 en la revista científica Science Advances ahora muestra una correlación entre el ciclo lunar y la cantidad de horas de sueño. En otras palabras, si sientes que te vas a la cama más tarde y duermes menos en general, cuando hay luna llena, este estudio lo respalda.

El estudio, realizado por científicos de la Universidad de Washington, la Universidad Nacional de Quilmes en Argentina y la Universidad de Yale, analizó patrones de sueño en dos lugares muy diferentes: primero, las comunidades Toba / Qom de la Argentina rural, donde la gente tiene poco o ningún acceso a fuentes de luz artificial y, en segundo lugar, una comunidad de estudiantes universitarios que viven en el centro de Seattle, Washington. Sus resultados muestran que, incluso en lugares urbanizados donde la luna llena se ve ahogada por las luces de la ciudad, los patrones de sueño de las personas están influenciados por las fases de la luna.

Imágenes artísticas luna

En las noches previas a la luna llena, la luna creciente se eleva en el cielo del atardecer, iluminando la noche y proporcionando más luz para que las actividades se extiendan más allá de las horas del día. Históricamente, la gente pasaba más horas al aire libre después del anochecer en la época de una luna creciente o luna llena. El ejemplo más conocido de luna llena que ilumina la actividad humana es probablemente la luna llena de cosecha. Ocurre en los meses de otoño cuando, durante varias noches seguidas alrededor del momento de la luna llena, no hay un largo período de oscuridad entre la puesta del sol y la salida de la luna. Y, por supuesto, el otoño es época de cosecha, por lo que los agricultores podían recoger sus cosechas a la luz de la luna.

Esta extensión del día entorno a la época de luna llena es especialmente pronunciada en otoño. Pero las lunas llenas vienen en un ciclo regular de 29,5 días. Y ahora nos enteramos de que, según este estudio, las fases lunares parecen estar relacionadas con los patrones de sueño y vigilia de los humanos.

Fases luna sueñoEste diagrama muestra cómo las personas se van a dormir más tarde y duermen menos en general las noches previas a la luna llena/ Vía Phys.org , Rebecca Gourley / Universidad de Washington

En la sociedad preindustrial, la vida de los humanos giraba en torno al amanecer y el atardecer. Cuando estaba oscuro, no era seguro cazar o recolectar comida. Pero con la llegada de la luz artificial, los seres humanos podían cambiar sus patrones de sueño y vigilia según las nuevas demandas.

Los seres humanos y los animales estamos sujetos a ritmos circadianos, ciclos de 24 horas que dictan cuándo se produce la vigilia y el sueño. Los ciclos están ligados a la luz. Así la luz del sol despierta a las criaturas diurnas y envía a los animales nocturnos de regreso a sus guaridas.

Los científicos que participaron en el estudio demostraron que los patrones de oscilación del sueño de las personas coincidían con las fases lunares. Estos investigadores, dirigidos por el profesor de biología de la Universidad de Washington Horacio de la Iglesia, informaron que de tres a cinco días antes de la luna llena, las personas tienden a acostarse más tarde por la noche y duermen menos en general. Los participantes del estudio usaban relojes de pulsera que monitoreaban su actividad.

El estudio mostró que si las personas se encuentran en un entorno rural oscuro o en un entorno urbano donde la luz de la luna no es un factor tan importante en comparación con las luces de la gran ciudad, los sujetos de prueba también siguieron el patrón de quedarse dormidos más tarde y dormir menos en la semana previa a la luna llena. Eso significa que, incluso si no eres consciente de la fase lunar, es probable que aún así te afecte.

Las personas de los grupos de estudio se durmieron hasta media hora más tarde en las noches de luna llena en comparación con las noches de luna nueva, y durmieron hasta una hora menos en las noches de luna llena que durante la luna nueva. Cuanto más rurales eran las personas del estudio, más fuerte era el efecto, pero los de la gran ciudad también mostraban que estaban influenciados por la luna.

En las noches posteriores a la luna llena, cuando la luna menguante sale más tarde, después de que la gente ya se ha quedado dormida, los investigadores no encontraron ningún efecto en los patrones de sueño de las personas estudiadas.

Los futuros investigadores del sueño investigarán ahora cuestiones sobre el efecto de la luna llena en nuestros ritmos circadianos.

Por ahora, si te encuentras dando vueltas y vueltas en las noches previas a la luna llena, no tienes de qué preocuparte. Puede ser solo un comportamiento remanente dejado por tus antepasados. Puedes culparlos a ellos... O puedes culpar a la luna llena.

Noticias Relacionadas

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.turismodeestrellas.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.turismodeestrellas.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.