Descubierto el mayor devorador galáctico

Descubierto el agujero negro de crecimiento más rápido. Se 'come' el equivalente a nuestro Sol cada dos días y brilla miles de veces más que una galaxia

15 mayo 2018

Los investigadores han descubierto el agujero negro de crecimiento más rápido que se haya encontrado hasta la fecha, y han visto al lejano devorador de estrellas consumir una masa equivalente a nuestro Sol cada dos días.

Para estudiarlo utilizaron los datos recién publicados del satélite Gaia de la Agencia Espacial Europea para poder confirmar que el objeto brillante se trataba de un agujero negro, cuya masa equivale a la de 20 mil millones de soles y que tiene un crecimiento aproximado al 1% cada millón de años , según explicaron en un comunicado.

"Este agujero negro de crecimiento más rápido lo hace tan deprisa que brilla miles de veces más que una galaxia entera debido a todos los gases que absorbe diariamente y que causan mucha fricción y calor",  dijo Christian Wolf, astrónomo de la UNA, Universidad Nacional de Australia, y primer autor de la nueva investigación.

"Si tuviéramos este monstruo en el centro de nuestra galaxia, la Vía Láctea, parecería 10 veces más brillante que la luna llena, como una estrella tan brillante que eliminaría casi todas las estrellas del cielo".

Agujero negro rápido

Afortunadamente, el agujero negro de crecimiento más rápido hallado está lo suficientemente lejos como para poder liberar su luz a más de 12 mil millones de años. La energía que emite es principalmente luz ultravioleta, pero también libera rayos X. "Si este gigante estuviera en el centro de la Vía Láctea, probablemente haría imposible la vida en la Tierra dadas las enormes cantidades de rayos X que emanan de él", añadió Wolf.

Wolf y sus colegas detectaron la luz del enorme agujero negro con el telescopio SkyMapper del observatorio de la Universidad Nacional de Australia (ANU). Luego, usaron el satélite Gaia para comprobar que el objeto estaba quieto, confirmando así que era increíblemente lejano y que probablemente se trataba de un agujero negro supermasivo. Otro telescopio de la ANU midió las longitudes de onda liberadas del objeto para verificar su composición.

Este agujero negro ya existía cuando el Universo tenía tan solo 1.200 millones de años. "No sabemos cómo creció tanto y tan rápido en la primera etapa del Universo", señaló Wolf, pero la búsqueda de los investigadores continúa para para encontrar agujeros negros aún más rápidos que pueden ayudar a los científicos a estudiar el universo primitivo.

Con nuevos y gigantes telescopios terrestres actualmente en construcción, los científicos también podrán usar los objetos brillantes y distantes como este voraz agujero negro para medir la expansión del universo.

Noticias Relacionadas

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.turismodeestrellas.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.turismodeestrellas.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.